En Instrumentos de medición de presión, Manómetros en Monterrey, Manómetros y válvulas

Los manómetros en Monterrey son instrumentos de uso frecuente a nivel industrial, porque cumplen con el propósito de medir la presión de los fluidos contenidos dentro de recipientes cerrados. Y, como ocurre con la mayoría de los equipos de una cadena productiva, es necesario someter a esta importante herramienta a una calibración periódica, con el objetivo de asegurar su exactitud en las mediciones y evitar graves accidentes.

Se trata de una parte esencial en los procesos de las empresas productoras y son los manómetros mecánicos los que mantienen una posición dominante, no solo porque siguen siendo altamente prácticos, sino porque han dado paso en el mercado a la instrumentación electrónica con soportes informáticos. La razón de ello es principalmente su robustez y su capacidad para funcionar de manera independiente de la energía auxiliar. Su funcionamiento está basado en la deformación de un elemento en función de la presión y la transmisión hacia la aguja indicadora.

Al hablar de estos instrumentos, por lo general se hace referencia a indicadores analógicos que están provistos de la mencionada aguja, pero también de una escala de presión. Se fabrican de acuerdo con estrictas normas de seguridad y están conformados por un tubo Bourdon, una cápsula y el diafragma. Sin embargo, los manómetros y válvulas se ajustan a diversas clasificaciones, de acuerdo con su exactitud y otras características. Los manómetros de mayor exactitud, por ejemplo, tienen un diámetro superior; mientras que, en el caso de los manómetros digitales se diferencian porque la escala es numérica.

¿Por qué se deben calibrar los manómetros?

La aplicabilidad de los manómetros en el desarrollo económico es ineludible, porque son instrumentos que tienen presencia en casi todas las industrias y desempeñan un importante rol en la regulación de la cadena productiva, garantizando la seguridad tanto de la maquinaria, como de los operarios. Precisamente por ello, es recomendable que se calibren periódicamente, de manera que sus mediciones de presión sean correctas. De hecho, en el caso de los manómetros mecánicos, este tipo de mantenimiento resulta aún más necesario, ya que puede haber riesgo de desviación debido al estrés.

Hay que tener en cuenta, además, que todos los dispositivos de medición tienden a desplazarse con el tiempo. Del mismo modo en que se afina un piano para que cada nota suene mejor, después de un uso continuo, lo mismo sucede con las herramientas complementarias en las industrias que requieren de calibración a intervalos. Desde luego, los instrumentos modernos ameritan menos atención por mantenimiento y, pese a ello, sigue siendo aconsejable una revisión ocasional para asegurar que todo marcha bien.

Son numerosos los motivos por los que hay que calibrar los manómetros en Monterrey. El dinero es razón de peso, sobre todo cuando la transferencia monetaria o la facturación dependen de la precisión en las mediciones. También es necesario considerar la seguridad de los empleados en la planta y la integridad de los clientes; por ejemplo, en las industrias farmacéutica y alimentaria. Y no debemos pasar por alto su importancia medioambiental, porque las diversas emisiones de una empresa se regulan con dispositivos de medición, así que las calibraciones son necesarias para ayudar a mantener un control de la cadena productiva y prevenir contaminación en la atmósfera.

¿Qué factores deben tener presentes?

Los rangos de presión para determinar la exactitud de un manómetro se dividen en coeficientes y se constituyen desde diversas escalas. Al simplificar el principio de calibración de los manómetros, se facilita la entrada de la presión conocida, pudiendo leer la indicación en la escala, a fin de documentar y comparar. La diferencia entre los valores es el error que hay que evitar y debe ser mínima para que pueda considerarse que un manómetro está en buenas condiciones de uso. Algunos de los aspectos por considerar son:

  1. Fluido transmisor. Como uno de los instrumentos de medición de presión esenciales, el medio transmisor de presión tiene una gran relevancia en el proceso de calibración del manómetro. Deben plantearse si se trata de un gas o un líquido. El gas más común es el aire que respiramos, aunque hay aplicaciones en las que suele ser necesario el nitrógeno; mientras que los líquidos de rigor son el agua o el aceite. El transmisor dependerá del rango de presión, por lo que, en el caso de los manómetros de baja presión, es mejor hacer la calibración con aires o gas. Pero, en la medida en la que aumenta el rango, suele ser más seguro un líquido.
  2. Contaminación. Cuando un manómetro se encuentra instalado, emplea un fluido de presión, lo cual debe considerarse al momento de elegir el medio transmisor para la calibración. No hay que usar ninguna sustancia que llegue a causar problemas cuando el manómetro se incorpore de nuevo, ya que puede haber suciedad que penetre en el equipo y cause daños serios.
  3. Prueba de fugas. Pueden llegar a producirse errores imprevistos, si existe una fuga durante la calibración de los manómetros en Monterrey. Por lo tanto, deben hacer una prueba antes del mantenimiento. La forma más simple consiste en ejercer presión sobre el sistema y permitir que estabilice durante un tiempo.
  4. Posición de montaje. Debido a que los manómetros analógicos son instrumentos que operan mediante energía mecánica, la posición de calibración y montaje influirá en la lectura, así que se aconseja calibrar en el mismo punto en el que se utiliza el instrumento. Y, además, no olviden seguir los lineamientos del fabricante.
  5. Generación de presión. Antes de calibrar un manómetro, deben estar seguros de que cuentan con los medios para aplicarle presión. Esto puede hacerse de diferentes maneras, ya sea empleando una bomba manual, una botella con un regulador e incluso una balanza de pesos muertos. Esta última herramienta proporciona una presión exacta, de manera que no requerirán de un calibrador para medir. Pero, también es muy común y práctico usar la bomba, junto con el calibrador, a fin de medir la presión que ingresa y determinar que el mantenimiento ha tenido efecto.

Ahora que ya están familiarizados con la importancia de la calibración de manómetros en Monterrey y los principios básicos para llevarla a cabo correctamente, adquieran los mejores instrumentos de medición en Refacalderas. Somos una empresa mexicana enfocada en sistemas de control de alta y baja presión. Para solicitar más información, pueden escribirnos al correo: ventas@refacalderas.com.mx o a través de nuestro chat en línea. También pueden llamarnos a los teléfonos: (81) 8334 3874 y (81) 1354 9169. Estamos en C. Monte Maipo #314, Col. Francisco Garza Sada, San Nicolás de los Garza, N. L.

PUBLICACIONES RECIENTES