En Instrumentos de medición de presión, Manómetros en Monterrey, Manómetros y válvulas

Como especialistas en manómetros y válvulas para diversos rubros industriales, en Refacalderas sabemos que las herramientas para refrigeración han experimentado importantes cambios, adaptándose a los avances tecnológicos e integrando funciones digitales que simplifican los procesos de la cadena productiva. Entre ellos podemos contar el cálculo automático de datos, el subenfriamiento y el sobrecalentamiento, por lo que hay muchas nociones que es necesario analizar para entender su utilidad.

Pero, antes de entrar en materia, es necesario aclarar que el manómetro de refrigeración es un término que responde a un medidor de presión indispensable en sistemas de enfriamiento, congelación industrial e incluso en equipos de llenado de carbón frío. Posee una estructura que se asemeja a la del manómetro común, pero con características específicas para su operatividad a bajas temperaturas. De hecho, se emplea un tipo de soldadura especial y se somete a pruebas orientadas a la prevención de fugas.

Hay, sin embargo, dudas frecuentes acerca de si conviene más un manómetro digital o si es más frágil que uno analógico. En realidad, esto depende de muchos factores, como los procesos de control de calidad del fabricante. Algunos manómetros en Monterrey incorporan protectores para garantizar una mayor resistencia, de modo que, si van a comparar, es aconsejable que busquen un instrumento que tenga una estructura sólida, a partir de materias primas de probada efectividad, como ABS, BA o TPE.

¿Por qué comprar un manómetro digital?

  1. Medición múltiple y cálculos automatizados. Para hacer seguimiento a los sistemas de refrigeración, siempre es necesario conocer el valor de subenfriamiento y el de sobrecalentamiento, porque este criterio ayuda a entender cómo funciona el equipo o en qué deben fijarse al momento de la revisión; por ejemplo, un subenfriamiento bajo sería indicador de que hay poco gas refrigerante. En los manómetros analógicos sería necesario medir la presión, tomar la temperatura e ir a la tabla de gas para determinar si existe alguna variación; mientras que los instrumentos digitales están diseñados para llevar a cabo todos estos procesos de manera simultánea.
  2. Refrigerantes compatibles. Lo más común es que no se usen todos los gases refrigerantes en un manómetro analógico, sino que se adquiere solo el necesario y bajo las consideraciones del fabricante. No obstante, los dispositivos digitales de enfriamiento pueden tener más de tres gases de lectura que, por lo general, ya están precargados, así que solo tienen que seleccionar el refrigerante de trabajo.
  3. Los manómetros y válvulas más modernos están pensados para englobar muchos criterios en una sola herramienta, ahorrando tiempo y dinero en la cadena productiva. Gracias a estos equipos digitales es posible medir de manera automatizada las caídas de presión, la corriente del compresor y el vacío.
  4. Los equipos digitales disponen de la tecnología necesaria para emitir un reporte con las gráficas de funcionamiento. Hay algunos modelos que incluso generan una tabla o archivo y lo envían al ordenador, debido a que poseen un software que simplifica todos los procesos de medición y registro de datos.
  5. Actualización del refrigerante. Algunos de los instrumentos de medición de presión más novedosos están diseñados para responder ante un trabajo arduo, por lo que son herramientas funcionales que actualizan los gases refrigerantes que salen por medio de una herramienta digital o un software de ordenador. Esto significa que pueden actualizar sus criterios, sin necesidad de invertir en un manómetro nuevo.

¿Cómo se emplean los manómetros de refrigeración?

El uso correcto de los manómetros es uno de los aspectos que más genera dudas. Hay que tener en cuenta que se trata de dispositivos de carácter ineludible para determinar la presión que ejercen ciertos fluidos, en especial los flujos agresivos de algún producto dentro de la industria, como expulsión de líquidos y gases. Por lo tanto, los operarios del sistema deben conocer las formas de leer los manómetros de refrigeración por seguridad de la empresa y los trabajadores, así como por la optimización de recursos.

  • Estos dispositivos están compuestos a partir de hierro y cobre, aunque también pueden estar protegidos por un revestimiento rojo o azul. Se les conoce también como medidores de presión Freón y hay ciertas características que los distinguen de otros manómetros y válvulas. Por ejemplo, los que son de color azul sirven para conocer la medida de presión o absorción de los compresores.
  • La escala debe leerse así: desde el 0, se mide la presión atmosférica; mientras que, de 0 hacia abajo, se controlan tanto el vacío como las variaciones que estén por debajo de la presión atmosférica. En equipos de aire acondicionado y sistemas de refrigeración industrial, el manómetro rojo sirve para revelar el momento en el que la presión es negativa; de esta manera, también se verifica el estado del compresor.
  • Los manómetros de refrigeración incorporan mangueras de distintos colores que cumplen propósitos diversos. La de color rojo, por ejemplo, se encarga de conectar con la válvula, a fin de facilitar la descarga del compresor. La azul asocia la válvula de absorción del compresor con el manómetro de baja presión; y la amarilla es la más versátil, ya que es capaz de medir y gestionar controles muy precisos.
  • El manómetro de refrigeración solo debe ser usado teniendo en cuenta parámetros específicos por parte de personal capacitado, responsable y que tenga en cuenta todas las medidas de seguridad, en caso de incidencias. Es necesario que cumplan con todos los pasos para llevar a cabo una lectura, sin apresurarse y respetando los tiempos, el orden de la planta y la cadena de producción en general.
  • Al retirar la tapa traslúcida y recolectarla, deben tener mucho cuidado; además, nunca hay que tocar la aguja indicadora u otro elemento más allá del tornillo. Una vez que hayan realizado la graduación, coloquen el manómetro cuando el sistema de refrigeración se encuentre encendido, puesto que así lograrán una presión más baja, haciendo más sencilla y segura la obtención de mediciones confiables.

En Refacalderas somos una empresa especialista en manómetros y válvulas para procesos de medición industrial. Contamos con una amplia trayectoria en el mercado y, desde 1982, nos hemos distinguido por la calidad de atención en la comercialización de productos variados de instrumentación, control y regulación. Si desean más información, pueden contactarnos a través del correo ventas@refacalderas.com.mx, en nuestro chat en línea o llamen a los teléfonos: (81) 8334 3874 y (81) 1354 9169. Estamos ubicados en C. Monte Maipo #314, Col. Francisco Garza Sada, San Nicolás de los Garza, N. L.

PUBLICACIONES RECIENTES