En Manómetros y válvulas, Válvula reguladora de presión de agua, Válvula solenoide en monterrey

Los manómetros y válvulas están diseñados para la medición y control de los sistemas de presión para gases y líquidos; las válvulas son equipos de control, mientras que los manómetros son dispositivos de medición. Estos últimos pueden encontrarse en una amplia gama de modelos y, en general, se dividen en dos grupos: analógicos y digitales. Ya que se utilizan en plantas industriales de diferentes ramos, cada uno representa ventajas de acuerdo con el sistema.

¿Qué son los manómetros?

La tecnología de medición de presión analógica se remonta a unos 150 años, desde inicios de la Revolución Industrial. Comenzaron a usarse principalmente en los sistemas de vapor para conocer la presión y liberarla en caso de que fuera necesario, como en las locomotoras.

Su introducción se debió a que, en un inicio, los accidentes eran comunes en los sistemas de alta presión, ya que no se conocían los niveles a los que operaban y no eran controlados. En esta época los manómetros fueron una innovación que optimizó los sistemas de fluidos y se popularizó con el objetivo de proteger tanto a trabajadores como a fábricas y maquinarias.

¿Analógicos o digitales?

Si bien de manera general tienen un funcionamiento similar, cada uno representa sus propias ventajas en las industrias. Los analógicos se caracterizan por tener una instalación extremadamente fácil, inclusive no es necesario un especialista: solo seguir las instrucciones del fabricante. Son más asequibles para las empresas, por lo que son la opción cuando se requiere instalar varias decenas de unidades. No requieren de energía externa para su funcionamiento, ya que son mecánicos y son más fáciles de leer los resultados a distancia.

Los equipos digitales, por su parte, requieren una instalación más especializada, aunque son sencillos de colocar hay conexiones que deben realizarse a diferentes componentes. Son robustos y duraderos, ya que cuentan con un aislamiento de resina que protege los componentes electrónicos, por lo que se ven menos afectados por elementos externos, como la humedad. Realizan mediciones con mayor rapidez y tienen lecturas más precisas; al encontrarse en diferentes rangos de presión, pueden detectar hasta las variaciones más mínimas, ya sea que se provoquen por una fuga, variaciones del flujo o determinados por una válvula reguladora de presión de agua. Algunos equipos pueden mantener la lectura en la memoria interna o enviarla directamente a un sistema de cómputo, que realizará el monitoreo e indicará determinadas alarmas en caso de un aumento o disminución de la presión dentro de los rangos indicados.

Hay algunos manómetros digitales que pueden tomar medidas en unidades internacionales, como bar, psi o MPa y pueden soportar la sobrepresión y la pulsación de presión constante. El único contra que pueden tener es su necesidad de una fuente de alimentación, por ejemplo, una batería, un bucle o energía solar, lo que puede elevar el costo de instalación, o que no puedan ser instalados en ciertos sistemas donde contar con elementos eléctricos pueda significar un riesgo de incendio o corto circuido.

Cuando compren un manómetro, comprueben siempre su hoja de datos, decidan qué tipo de precisión se necesita para la lectura, qué salidas necesitarán y dónde se instalarán; de esta manera podrán elegir entre una unidad analógico y una digital.

En Refacalderas contamos con un variado catálogo de manómetros para las diferentes industrias, que se adaptarán a sus sistemas de alta y baja presión para una amplia gama de fluidos. También pueden encontrar diferentes tipos de válvulas para el control de flujo, como las de seguridad o la válvula solenoide en Monterrey. Visiten nuestro sitio web para conocer nuestro catálogo y soliciten una cotización a los teléfonos (81) 8377 0529, (81) 8135 2064, (81) 8334 3874 y (81) 1354 9169.

PUBLICACIONES RECIENTES