En Válvula solenoide en monterrey, Válvulas industriales en monterrey, Valvulas monterrey

Hay diversos tipos de válvulas Monterrey, sin embargo, algunas han mostrado ser de mucha ayuda para la regulación de los gases entre las que destaca la válvula solenoide. Integra un mecanismo sofisticado en comparación con otros ejemplares sencillos y de mayor tamaño, además, destacan por ser duraderas y confiables. Existen, sin embargo, algunos problemas frecuentes que suelen sacar de quicio a los usuarios, cuyas soluciones están al alcance de sus manos y es importante que conozcan.

¿Cómo funcionan?

Las válvulas solenoides, conocidas por sus ventajas en sistemas hidráulicos, consisten en dispositivos que se usan para controlar los flujos de gas en sistemas industriales e incluso residenciales. Funcionan comúnmente con energía eléctrica y mecánica y una bobina. Destacan por ser de mucha para transformar la energía eléctrica en mecánica y se ofrecen en diversos modelos, por ejemplo, de dos, tres y cuatro vías.

Los ejemplares con doble vía cuentan con dos puertos: entrada y salida. Las válvulas básicas de triple vía se diseñan para el manejo de cilindros y válvulas de control operadas por aire. La válvula solenoide en Monterrey de cuatro vías también es útil para el manejo de válvulas que cuentan con doble solenoide. En general, cualquier modelo se fabrica con acero inoxidable, materiales de latón y teflón, ya que poseen excelentes propiedades de corrosión y calentamiento.

Las unidades de calidad presentan un excelente funcionamiento que describiremos a continuación. La válvula es controlada con la variación de la corriente que circula a través de un conductor, que se coloca alrededor del émbolo y tiene forma de bobina. Cuando circula por el solenoide, se produce un campo magnético que atrae un émbolo móvil, que vuelve a su posición original al terminar el efecto del campo por la presión del gas controlado o efecto de la gravedad.

El cierre y la apertura de estas válvulas Monterrey se basan en los impulsos electromagnéticos del solenoide que opera con un muelle diseñado para que la válvula retorne a su posición al desactivarse el solenoide. Suelen usarse en entornos peligrosos, áreas de difícil acceso y en sistemas multiválvulas.

¿Qué problemas pueden ocurrir?

El sofisticado funcionamiento de los diversos tipos de válvulas solenoide les ha convertido en una de las válvulas favoritas para el control de gases, sin embargo, hay diversos problemas que pueden ocurrir durante su uso, ya sea por falta de mantenimiento o mal uso e instalación.

Los problemas que más reportan los usuarios son:

Sonidos extraños

Cada vez que se abre o cierra una válvula de solenoide es posible que se escuchen sonidos parecidos a martilleos o zumbidos, que pueden resultar para algunos perturbadores. Se trata de sonidos errantes que se originan comúnmente por la diferencia en la presión de salida o entrada en el interior del sistema. Los golpes de ariete cuando se abre la válvula pueden tener su origen por la alta presión del líquido que transita a través de un pequeño orificio en la tubería.

Instalar una tubería en forma de T antes del aire permite amortiguar los ruidos y disminuir el impacto. Otra solución es incrementar las dimensiones de la tubería para disminuir la velocidad de los componentes líquidos. Les ayudará también para reducir la presión de entrada en la válvula.

No se efectúa la apertura

Se trata de uno de los problemas más reportados de las válvulas Monterrey y su origen se debe a presiones desiguales, fallas de energía, suciedad en la parte inferior del diafragma, voltaje inadecuado, corrosión, ausencia de componentes, o quemaduras en una bobina. La variedad de posibles causas puede ser un inconveniente y hacer que los usuarios pierdan mucho tiempo durante la búsqueda de soluciones. Lo ideal es reducir el inconveniente para resolverlo. ¿Cómo? Con la revisión de las partes más notables.

Lo que tienen que evaluar durante el proceso son el diafragma, su resorte, ajuste del control de flujo, potencia de la bobina, puerto de salida del solenoide y de entrada de la válvula, y puerto de purga. En caso de que no puedan solucionar el problema, acudan con expertos certificados y reconocidos para que les ayude y no les cobre por averías que no están presentes (que suelen utilizar los negocios informales para obtener más dinero).

Válvulas que se cierran parcialmente

Hay algunos casos en los que las válvulas no pueden cerrarse. Los orígenes del problema suelen ser diferencias de presión, anulación manual, daños en el tubo de armadura, potencia residual de la bobina, daños o inversión en los asientos, o la ausencia de algunos componentes. Tienen que revisar con detalle los cables y conexiones, además, diafragma y sus componentes para determinar cuál es el problema.

Una solución que puede servirles es levantar con ligereza la bobina para corroborar la presencia de algún campo electromagnético. Si detectan que el diafragma está invertido, lo recomendable es que vuelvan a colocar el elemento adecuadamente en vez de adquirir uno nuevo. No actuar precipitadamente puede ahorrarles tiempo y dinero.

Inconvenientes con las bobinas

Hay diversos problemas que pueden ocurrirle a las bobinas, por ejemplo, quemarse o permanecer frías inclusive al encender la corriente. Sus causas suelen ser armaduras lentas de la bobina, cortocircuitos, temperaturas elevadas de los medios, ya sean líquidos o gases, y voltajes inadecuados.

Lo recomendable para que no suceda un suministro de voltaje incorrecto, es corroborar la compatibilidad de la fuente de alimentación con la bobina. Revisen la presencia de humedad en su interior y adquiera un nuevo ejemplar si es necesario. Remplacen también la armadura si está doblada o dañada y verifiquen la compatibilidad de la válvula con los medios. Recuerden mover las válvulas solenoides en zonas frías o acondicionadas o instalen equipos de ventilación alrededor de ellas o la bobina.

Mala instalación

Es importante que la válvula sea instalada en la dirección correcta. En ella encontrarán una flecha que indica la dirección del flujo del medio en su cuerpo. Tienen que instalarla según la dirección de la flecha, y no revertirla, de lo contrario harán que la presión de la válvula se invierta y que no cierre como debe. Es importante que también se instale de manera horizontal. En algunos casos es posible una inclinación de 30°. La válvula dejará de ser confiable si se instala de manera vertical.

Varios de los problemas con este tipo de válvulas industriales en Monterrey se deben al uso de ejemplares de mala calidad, por tal motivo asegúrense de comprar unidades de marca y con proveedores reconocidos y con amplia experiencia. En Refacalderas encontrarán el respaldo de un equipo con más de 17 años de experiencia, y que por la calidad de nuestros servicios nos hemos posicionado como una empresa referente en Nuevo León. Si desean más información sobre nuestros servicios marquen a los números (81) 8377 0529, (81) 8135 2064, (81) 8334 3874 y (81) 1354 9169 o envíen un correo a la dirección ventas@refacalderas.com.mx.

PUBLICACIONES RECIENTES