En Instrumentos de medición de presión, Manómetros en Monterrey, Manómetros y válvulas

Los manómetros en Monterrey parecen a simple vista elementos de poca importancia, sin embargo, son indispensables en sistemas de cualquier industria. Proporcionan una indicación visual de la presión en el sistema, que nos permite conocer si todo funciona dentro del rango deseado o hay fallas potenciales. Si no son precisos en sus mediciones ocurrirá una disminución de la calidad en la producción debido a la pérdida de información válida y a los efectos que resultan de una presión insuficiente o excesiva en el sistema.

Los manómetros que presentan fallos pueden dañar al personal y liberar el fluido del sistema al medio ambiente, lo que conlleva paros y altos costes en compensación y reparaciones, además, pérdidas de producción e ingresos. Lo recomendable es que los operadores aprendan a reconocer las señales de fallo y a detectar sus causas para evitar resultados no deseables. Para que se mantengan prevenidos, les diremos a continuación las cinco principales causas de fallos en los manómetros, algunas señales para que las reconozcan y medidas para que las solucionen antes de que provoquen mayor perjuicio a su sistema.

Exceso de presión

Si el puntero está fijo en el tope quiere decir que opera cerca o más allá de su presión máxima. Significa también que posee un rango de presión inadecuado para la aplicación y que no puede reflejar la presión del sistema. Dará como resultado un rompimiento del tubo de Bourdon y se dañará el manómetro por completo. El tubo de Bourdon consiste en una pieza hueca y curvada, fabricada comúnmente con metal y que se ubica dentro del manómetro, además, responde a la presión del sistema y cambia la dirección del punto para mostrar una lectura de presión en la esfera del dispositivo.

Es importante que elijan un ejemplar con un rango clasificado al doble de la presión de funcionamiento esperada en el sistema, para obtener un margen más amplio de presión medible. Pueden también incorporar en el sistema que precede a los manómetros en Monterrey una protección contra excesos de presión como una válvula de alivio. Si operan en condiciones extremas, opten por uno que tenga restrictor de orificio (0,3 mm) para limitar el caudal o consideren un diseño con cierre de diafragma en vez de uno con tubo de Bourdon, que les permitirá obtener una solución más resistente.

Picos de presión

Si detectan daños, roturas o dobleces en el puntero, es probable que el manómetro haya sufrido un incremento súbito de la presión provocado por el cierre y apertura de válvulas aguas arriba o un ciclo de encendido y apagado de la bomba. El daño en el puntero puede deberse a la fuerza del golpe contra el tope de su recorrido. Los cambios repentinos de presión pueden también romper el tubo de Bourdon y dañar el manómetro, que es importante calibrar con la consideración de algunos factores.

Es importante que revisen el diseño de su sistema para que no haya picos de presión y eviten la tensión resultante en los elementos del sistema, incluido el manómetro. Otra solución es adquirir un ejemplar que tenga un rango de presión más alto, para que se adapte a los picos de presión previstos.

Vibración mecánica

El puntero junto con la lente, su anillo y la placa trasera pueden saltar si hay un compresor de pistón o indicador montado inadecuadamente o una bomba sin alinear. Pueden encontrar también rasguños en la esfera causados por el puntero suelo o restos de polvo negro en ella. Deben saber que el movimiento del manómetro se encuentra conectado al tubo de Bourdon y el componente encargado de transmitir dicho movimiento puede romperse por la vibración, lo que significa que la esfera no reflejará la presión del sistema. Pueden amortiguar el movimiento con un relleno líquido, que permitirá también disminuir o eliminar la vibración innecesaria en el sistema. Se recomienda también usar un manómetro con cierre de diafragma o amortiguador si el sistema opera bajo condiciones extremas.

Pulsación

Los componentes de movimiento de los manómetros en Monterrey pueden desgastarse debido a los ciclos rápidos y frecuentes del fluido a través del sistema. Tal situación afecta la capacidad de los manómetros para medir la presión, lo que podrán corroborar cuando el puntero se mueva aleatoriamente. Puede también romper el tubo de Bourdon o hacer que el dispositivo se dañe por completo. Lo recomendable es rediseñar el sistema y colocar el manómetro en otro sitio para disminuir los ciclos que experimente y asegurar la medición. Si no pueden aplicar este consejo, usen un ejemplar con relleno de líquido, un amortiguador o limitador de orificio. Disminuirán así los efectos de la pulsación.

Temperatura Excesiva/Sobrecalentamiento

Si los manómetros, que son instrumentos de medición de presión, se montan incorrectamente o se ubican muy cerca de gases, líquidos o componentes excesivamente calientes, es probable que la esfera se desgaste o que la caja de líquido esté llena por la avería de sus componentes. Las altas temperaturas sobrecargan el sistema de presión y repercuten en la precisión de la medición, lo que causa tensiones en el tubo metálico de Bourdon u otros componentes de los manómetros.

Lo recomendable es adquirir un manómetro que tenga una temperatura de servicio distinta con el fin de que se adapte mejor al rango previsto del sistema. Elijan un ejemplar con cierre de diafragma o con elemento refrigerante si su sistema opera bajo condiciones de temperatura extremas.

Adquirir manómetros de calidad es lo más conveniente, sin embargo, no quedan libres de sufrir daños. Aprender a detectar fallas inminentes les ayudará a evitar consecuencias que pueden poner en riesgo el bienestar de sus empleados y la imagen de su empresa.

Es importante también adquirir un modelo adecuado para su aplicación, lo cual puede ser complicado, pero vale la pena tomarse suficiente tiempo para analizar los requerimientos de su sistema. Hacer una buena elección disminuirá las posibilidades de fallos prematura y mantendrá sus instalaciones seguras, además, permitirá que las mediciones de presión sean precisas y reducirá la pérdida de líquido del sistema.

Si desean el respaldo de una empresa con amplia experiencia en la venta de manómetros y válvulas, contacten al equipo de Refacalderas. Tenemos casi 30 años en la venta de equipos de instrumentación, control y medición de líquidos y bases de baja y alta presión.

Nuestros productos son de marca, vienen con garantía y ofrecemos kits de refacción para que se mantengan siempre en óptimo funcionamiento. Si desean más información marquen al (81) 8377 0529, (81) 8135 2064, (81) 8334 3874, (81) 1354 9169 o envíennos un mensaje desde el formulario de nuestro sitio web.

PUBLICACIONES RECIENTES