En instrumentos de medición de precisión, Instrumentos de medición de presión, las válvulas de seguridad en Monterrey, Manómetro de baja presión para gas, Medidores de agua en monterrey, Regulador para tanque estacionario de gas, Reguladores de gas en Monterrey, Reguladores de gas monterrey

 

Hay varios tipos de manómetros de membrana, por ejemplo, los manómetros de baja presión para gas, que resultan más convenientes que los de muelle tubular por varias razones; por ejemplo, tienen mejor resistencia a vibraciones y pulsaciones y una mayor fuerza de regulación.

 

Generalidades acerca de los manómetros de membrana y de muelle tubular

 

Una duda frecuente acerca del manómetro de membrana se relaciona con su nombre. Esto se debe a la membrana ondulada y circular entre bridas. Se trata de un diseño importante, ya que, los diseños planos se deforman al someterse a presión, impidiendo mediciones correctas. Al aplicarse presión, la flexión es transmitida por la membrana, lo que activa las agujas para realizar las mediciones.

 

Las membranas poseen un recorrido de un milímetro aproximadamente, garantizando así mediciones precisas. Para lograr esto, es importante considerar aspectos cruciales durante su fabricación, como su diámetro, material, espesor, entre otros. Su desarrollo era complicado en el pasado, pero, actualmente, es posible hacerlo por medio del MEF (método de elementos finitos), sin impactos negativos en costes y tiempo.

 

Por otra parte, los manómetros de muelle tubular (conocidos igual como manómetros de Bourdon consisten en manómetros mecánicos con tubos circulares y de sección oval que se deforman bajo presión. Su muelle integra una terminal que transmite su movimiento al someterse a presión hacia la aguja. Esta variante no es posible protegerla ante presiones demasiado altas. En tales casos, necesitan un separador.

 

Si bien son la opción más usada en las industrias, hay varios casos en los que es preferible adquirir manómetros de membrana, como el manómetros de baja presión para gas. Mencionaremos tres de ellos para que determinen si son la mejor opción.

 

Medición de medios agresivos o difíciles

 

Son muy versátiles, lo que se debe a la amplia variedad de materiales y recubrimientos usados en las membranas, de modo que resisten ante medios corrosivos, por ejemplo, tántalo, titanio, oro, PFA, entre otros. Si se requiere, existen versiones con una película especial en la membrana. Para aquellos medios altamente agresivos, convienen ejemplares con brida inferior revestida, protegiendo así la zona de contacto con dichos medios.

Funcionan igual bien con medios sucios, viscosos o que tiendan a la cristalización. Estos causan obstrucciones en el muelle de los manómetros de Bourdon, en cambio, es posible hallar ejemplares de membrana con brida abierta para que la cámara de presión sea amplia y se evite tanto la obstrucción como sedimentación de sustancias.

Incluso, hay ejemplares con membranas especiales para procesos estériles, donde la membrana es fijada de forma directa a la conexión aséptica del proceso, lo que asegura conexiones sin espacios muertos y contaminaciones potenciales por fugas.

 

Bajas presiones

 

Los manómetros de membrana son ideales para medir presiones mucho más bajas que las de los ejemplares de muelle tubular, que miden hasta 600 mbar. Esto es posible gracias a los diferentes diámetros de la membrana, llegando así a medir con precisión presiones de hasta 16 mbar.

Las presiones menores que 16 mbar requieren membranas sumamente finas para lograr la estabilidad requerida. Afortunadamente, existen los manómetros de baja presión para gas. Integran una cápsula con dos membranas soldadas para lograr un recorrido mayor que el muelle, lo que permite mediciones de presiones muy bajas sin que la pared tenga un menor espesor. No obstante, no son opción para los medios líquidos, únicamente para gases.

 

Presiones muy altas

 

Los manómetros en Monterrey con membrana manejan altas presiones y cuentan con protección ante ellas, gracias al apoyo del elemento sensible contra la brida superior. Su protección ante cargas extremas es varias veces mayor que los ejemplares de muelle tubular y es posible incrementarla para soportar hasta 400 bar. En tales casos, la brida se diseña torneada, lo que genera un negativo de la membrana en la que se respalda al final del rango del instrumento.

 

Por medio del apoyo de la superficie en su totalidad, aumenta la estabilidad por mucho tiempo y no ocurren deformaciones plásticas. Se trata de una ejecución que protege ante succión por vacío.

 

Como notarán, los manómetros de membrana son la mejor opción para aquellos casos que demandan características de alta resistencia, precisión y durabilidad, por tal motivo, son una opción habitual en la industria petrolera, de gas y química. Igualmente, funcionan muy bien en el sector alimentario y farmacéutico. Incluso en nuestros tiempos, estos dispositivos aún son cruciales para la industria de proceso, debido a que se adaptan bien a los desarrollos tecnológicos actuales por medio de ejemplares con señal de salida analógica o con contactos eléctricos.

 

Si necesitan estos instrumentos de medición de presión, acérquense a los expertos de Refacalderas. Contamos con una amplia variedad de manómetros y otros equipos para sistemas de fluidos a presión. Igualmente, ofrecemos asesorías para que encuentren el dispositivo más adecuado a su aplicación. Soliciten una cotización al (81) 8377 0529, llenen el formulario disponible en nuestro sitio web o envíenos un mensaje a la dirección: ventas@refacalderas.com.mx.

 

PUBLICACIONES RECIENTES
whatsapp
Regulador para tanque estacionario de gas