En Instrumentos de medición de presión, Manómetros en Monterrey, Manómetros y válvulas

Los manómetros son instrumentos de medición de presión y elementos indispensables en los sistemas de alerta de varias aplicaciones. Miden la presión de forma constante y permiten a los usuarios conocer el estado de sus procesos. Destacan por su robustez y capacidad de operar en entornos difíciles, pero es posible que presenten varias fallas, especialmente si no se diseñaron para condiciones específicas.

Las fallas pueden ocurrir por varias causas, como pulsación, vibraciones mecánicas, altas temperaturas, uso inadecuado, obturación, corrosión, sobrepresión y picos de presión.

Picos de presión

Son producidos cuando aumenta la presión de forma brusca y cae repentinamente, lo que causa varios inconvenientes a los instrumentos de medición de presión que no fueron diseñados para ello. Algunos signos de los picos de presión son:

  • Roturas en perno de tope.
  • Golpes fuertes en el tope o roturas en el indicador.
  • Indicador doblado (como anzuelo), debido a la constante percusión del perno de tope.

Hay riesgos implicados en los picos de presión, como fallos del sistema de presión, pérdida de precisión, deterioro progresivo por el movimiento de componentes y tubo de bourdon partido. Una solución para disminuir los efectos de los picos de presión es usar un manómetro lleno de líquido o accesorios, por ejemplo, restrictores, válvulas de aguja, amortiguadores y separador de membrana con conexión bridada.

Para evitar daños en los indicadores y componentes internos, se recomienda también reemplazar el manómetro por instrumentos de medición de presión con un mayor rango del doble de la presión máxima esperada. Por ejemplo, si su proceso alcanza aproximadamente 500 PSI, se recomienda un ejemplar que alcance los 1,000 PSI.

Para que los manómetros en Monterrey nunca superen un máximo específico, se recomienda colocar un protector de sobrepresión sobre el instrumento. Se trata de una opción única, que permitirá ajustar la presión máxima. En caso de que la presión alcance ese valor, se cerrará de forma automática la válvula de pistón con muelle de carga para que el instrumento no sea afectado por el pico. Si la presión tiene una caída del por debajo del 25%, la válvula abrirá nuevamente de forma automática.

Sobrepresión

Se trata de una situación bastante parecida al caso anterior; ocurre cuando el manómetro mide presiones en el rango máximo o cerca de él de forma regular. Suele ocurrir en líneas de gas y tratamiento de aguas residuales. Este problema puede romper o deformar el tubo de bourdon, lo que es muy grave, ya que, al ocurrir la ruptura, aparecerán fugas de medios cáusticos, por ejemplo, el ácido fluorhídrico.

Si las rupturas mencionadas ocurren en la fabricación de medicamentos, puede arruinar productos costosos o ponerlos en cuarentena. Entre los signos de sobrepresión destacan los siguientes: hundimiento del perno bajo tope y el desplazamiento del perno del tope por el indicador.

Con respecto a los riesgos implicados en la sobrepresión, destacan los fallos en el sistema de presión, incremento del deterioro por movimiento de los componentes, la partidura del tubo de Bourdon (que puede liberar los medios) y pérdida de funcionalidad y precisión. La sobrepresión es muy parecida a los picos de presión, por tal motivo, su solución también es similar.  Se recomienda utilizar un medidor con un mayor rango de presión e instalar una válvula limitadora de presión.

Corrosión

Son muchas las industrias que operan con químicos agresivos, por lo que es importante elegir los tipos correctos de manómetros para uso industrial. Por ejemplo, para la producción de fibra óptica, se usan gases clorados; el ácido fluorhídrico es común en las refinerías; para el tratamiento de aguas residuales, se usan cloro y floculantes.

Los signos de corrosión son varios, como fallos del sistema de presión y el deterioro, pérdidas de precisión y decoloración de varios componentes, como esfera, aguja, conexión y caja de indicador.  Para solucionar este problema, se recomienda aislar el medidor de los químicos mediante un separador de membrana fabricado con materiales resistentes a la corrosión. Este se ofrece en varias aleaciones para las partes que tienen contacto con el medio.

Los metales pueden dejarse tal cual o, para aumentar la protección, pueden revestirse con oro o teflón. Para elegir el material del separador, elijan el mismo del que estén fabricadas las partes existentes en contacto con el medio.

Si desean manómetros y válvulas de calidad, contacten a los expertos de Refacalderas. Marquen al (81) 8377 0529, (81) 8135 2064, (81) 8334 3874, (81) 1354 9169 o llenen nuestro formulario.

PUBLICACIONES RECIENTES

DEJA UN COMENTARIO

whatsapp
Válvulas industriales en Monterrey