En Válvula reguladora de presión de agua

Regular la presión del agua con una válvula reguladora de presión de agua es crucial en cualquier instalación de fontanería, ya que, de esta manera, se garantiza su óptimo funcionamiento, además se evitan excesos que derivan en daños costosos a la instalación y a los componentes que se conectan a ella. Tal situación es apremiante en los inmuebles residenciales, especialmente en grandes complejos, donde los fallos al sistema pueden derivar en interrupciones de las actividades diarias y altos costos en reparación.

 ¿Qué puede pasar si se excede la presión en circuitos abiertos de fontanería?

Comprender los efectos de la presión excesiva de agua en los circuitos abiertos de sistemas residenciales de fontanería nos ayudará a entender la importancia de instalar un reductor o regulador de presión de agua, que también es necesario en sectores industriales. Sepan que la falta de presión también puede causar problemas de funcionamiento, por ejemplo, daños en ciertos equipos que requieren suministros de agua (como las lavadoras o lavavajillas) o goteos en los grifos en vez de brindar un caudal normal.

No obstante, son problemas menores si se contrastan con las consecuencias de las presiones excesivas, ya que estas dañan seriamente las instalaciones sanitarias, calderas, tuberías, entre otros elementos que conforman el sistema de fontanería comercial. La razón de esto es que todos los elementos son diseñados para soportar presiones nominales específicas, es decir, el valor más alto con el que pueden operar sin que ocurran fugas u otros problemas operativos. Esto revela por qué es tan importante contar con una válvula reguladora de presión de agua.

Ahora bien, la presión es considerada cuando se llevan a cabo los cálculos para un diseño adecuado del sistema de fontanería. Además, cabe añadir que, entre las normas que se establecen tanto a nivel local como internacional y que son aplicables a instalaciones de fontanería, son incluidas las presiones operativas máximas y mínimas del sistema de suministro de agua. De esta manera, resulta indispensable considerar una serie de valores:

  • Es importante que la presión en un punto de consumo no supere los 5 bar.
  • Para los grifos comunes, la presión debe ser menor a 1 bar.
  • La presión debe ser menor que 1.5 bar en el caso de los calentadores.

Lo más conveniente es que la presión sea lo menor posible en las redes domésticas para evitar las típicas fugas, rotura o la apertura de las válvulas de seguridad, que es común cuando hay sobrepresiones. En caso de que la red de tuberías presente signos de deterioro, un truco para prolongar su vida útil es la instalación de válvulas reductoras de presión, que tienen un considerable impacto económico.

En el caso de otras redes, como las agrícolas o industriales, la presión a la que deben diseñarse y regularse las válvulas Monterrey o reductores es igual o menor a la del componente que mayor presión demandará.

La mejor solución para la reducción de la presión

Es importante que la regulación de la presión se realice con dispositivos adecuados y no con trucos caseros que, a la larga, causarán mayores daños. Existen algunas personas que intentan controlar los picos de presión y llevarla a un nivel adecuado es no cerrar completamente las válvulas. De esta manera, el paso del fluido disminuye, no obstante, esta solución no es conveniente por diversas razones.

Básicamente, el caudal disminuye mientras está en funcionamiento al igual que la presión dinámica; sin embargo, el pico de presión sigue existiendo cuando no se da el consumo. A ello cabe añadir que las válvulas de bola entrecerradas (que son las típicas en instalaciones residenciales) durante lapsos prolongados dañan de forma progresiva los asientos. Por tal motivo, es indispensable la integración de una válvula reguladora de presión de agua, que permita llevar a cabo esta finalidad sin causar daño alguno y con garantías de eficiencia.

Este tipo de válvulas (que en Refacalderas ponemos a su alcance), operan como controladores de la presión del líquido. Son instaladas en las redes privadas para que la presión de la acometida pueda disminuir y estabilizarse, de modo que no se comprometa el funcionamiento de los equipos domésticos. Se diseñan para que la presión a la salida se mantenga constante, aunque haya variaciones en la entrada. Si no existe un consumo de caudal, se cierra para que la presión estática se mantenga en el valor elegido.

El diseño de este dispositivo está basado en el equilibrio entre el empuje del resorte hacia la apertura del obturador y el de la membrana o cartucho hacia su cierre. Si entre las cámaras ocurre una diferencia de presiones, el cartucho se mueve para llegar a un nuevo punto de equilibrio, lo que da a la presión elegida a la salida en la fase de ajuste.

Si necesitan un dispositivo de este tipo para su instalación doméstica, adquieran un ejemplar con Refacalderas. Somos expertos en manómetros y válvulas. Soliciten más información al (81) 8377 0529 o completen el formulario en nuestro sitio web.

PUBLICACIONES RECIENTES
whatsapp
válvula reguladora de presión de agua