En manómetros de presión

Los manómetros de presión son instrumentos de medición ampliamente usados, ya que determinan la presión en una amplia gama de aplicaciones. Su importancia estriba en varios aspectos, por ejemplo, la seguridad que ofrecen en muchos procesos industriales, el mantenimiento de la presión dentro de ciertos límites para garantizar la calidad del producto y el funcionamiento óptimo de diversos sistemas, así como el cumplimiento de las regulaciones relacionadas con los sistemas de presión.

No obstante, es importante no tratar a este instrumento de manera genérica, ya que hay varios tipos de manómetros para uso industrial, comercial y residencial. De esa variedad hay uno que destaca y que es bastante común en sistemas industriales de procesamiento: los manómetros de presión diferencial. Sus aplicaciones son variadas, siendo tres las más relevantes y que trataremos en esta publicación.

Aspectos generales sobre los manómetros de presión diferencial

Los manómetros de presión diferencial son ampliamente utilizados para controlar dos presiones diferentes respecto a la presión atmosférica, asimismo, ofrecen diversas soluciones prácticas en el control de procesos. Para entenderlos bien, cabe aclarar el concepto de «presión diferencial» (DP o Δp). Básicamente, esta es definida como la diferencia entre dos presiones aplicadas. Pongamos un ejemplo. Si la presión en un punto A es de 10 bar y en un punto B es de 6 bar, entonces la presión diferencial es equivalente a 4 bar, ya que esta se obtiene de la resta entre 10 y 6 bar.

Volviendo al manómetro diferencial, este es un dispositivo que se diseña para medir y expresar la diferencia de presión entre dos puntos específicos en un proceso. Comúnmente, posee dos entradas, cada una conectada a los puntos de presión que están bajo monitoreo. Este manómetro efectúa el cálculo mediante sistemas mecánicos en su interior para proporcionar la lectura deseada. Sus aplicaciones abarcan sectores como plantas petroquímicas, refinerías, laboratorios químicos, especialmente en el monitoreo de filtros y la medición de caudal y de nivel.

Y ¿cuáles son sus principales aplicaciones?

El manómetro de presión diferencial suele usarse para lo siguiente:

Monitoreo de filtros

La utilización de filtros es crucial en los sistemas de procesos industriales. En estos, los manómetros diferenciales desempeñan un papel importante al detectar la contaminación u obstrucción del elemento de filtración. Conforme este acumula partículas extrañas, la presión en la sección anterior del filtro se incrementa gradualmente. El instrumento de medición registra esta presión tanto en la sección anterior como en la posterior del filtro.

La presión va en aumento a medida que incrementa la obstrucción del filtro y, una vez que alcanza un nivel máximo predeterminado, los usuarios sabrán que es necesario reemplazar el elemento filtrante.

Medición de nivel de líquido

Los manómetros de presión diferencial son esenciales para medir los niveles de líquido, especialmente en tanques sellados que, usualmente, contienen una película de gas a presión atmosférica en la parte superior del líquido. La presión de dicha película o capa se suma a la presión hidrostática que genera la columna de líquido, lo que dificulta la medición precisa del nivel haciendo uso de manómetros convencionales.

En este contexto, los manómetros diferenciales son capaces de medir la diferencia entre la presión del gas y la presión total, proporcionando así una indicación del nivel de líquido. Además, estos se emplean mucho en pozos de inyección y extracción para determinar la diferencia entre la presión del fondo y la del depósito o la que hay entre la presión de inyección y la presión media del yacimiento de petróleo.

Medición de caudal

Estos instrumentos que ofrecen expertos en manómetros y válvulas como Refacalderas, desempeñan igual un papel crucial en la medición del caudal de un líquido que circula en el interior de un tubo. Utilizando dispositivos como una placa de orificio, una tobera o un tubo Venturi, el diámetro interno del tubo disminuye. Aquí el manómetro de presión diferencial registra la presión tanto en el tramo anterior como en el posterior al dispositivo de restricción.

La caída de presión que es causada por el orificio de obstrucción, se convierte en una indicación del caudal a través del manómetro diferencial. Una vez que se calcula la relación entre el caudal y la presión diferencial, la medición de la presión diferencial se convierte en una solución directa, simple y efectiva para determinar el caudal en un proceso.

Consejos para adquirir un ejemplar

Si con la información dicha consideran la adquisición de esta variante, tomen en cuenta aspectos, como:

  • Identifiquen el rango de presión que necesiten medir en su aplicación. Asegúrense de elegir un ejemplar que tenga un rango de medición adecuado para cubrir las variaciones esperadas de presión en su sistema.
  • Analicen la precisión requerida en sus mediciones. Según la aplicación, requerirán un manómetro con una precisión alta, media o baja. Consideren que la precisión del instrumento influirá en la confiabilidad de sus mediciones.
  • Asegúrense que sea compatible con el tipo de fluido a medir. Si ciertos ejemplares se usan con fluidos corrosivos o abrasivos, probablemente se dañarán o no serán confiables.
  • Consideren la temperatura ambiente y la temperatura del fluido en su sistema y adquieran un instrumento que opere de manera segura y precisa dentro ambos rangos.
  • Analiza el tipo de conexión requerido para su caso, ya sea roscado, bridado, con conexión a manguera, etc.

En Refacalderas encontrarán un ejemplar de presión diferencial adecuado a sus necesidades, así como otros instrumentos indispensables en sistemas de presión, como las válvulas Monterrey. Pidan más información al (81) 1354 9169 o escriban un correo electrónico a la dirección:  ventas@refacalderas.com.mx.

Recommended Posts

DEJA UN COMENTARIO

whatsapp
Manómetros de presión