En Instrumentos de medición de presión, Manómetros en Monterrey, Manómetros y válvulas

Los manómetros en Monterrey son piezas cruciales de los sistemas de alerta de diversas aplicaciones. Miden la presión de forma constante, por lo que permite observar el estado de un proceso. Destacan por su robustez y su capacidad de operar en entornos rudos, no obstante, incluso los modelos más resistentes pueden fallar por diversas causas, como vibraciones, pulsaciones y temperaturas extremas. Afortunadamente, hay varias soluciones que se pueden aplicar para garantizar la seguridad de su sistema.

Vibraciones mecánicas

Muchos estudios demuestran que las vibraciones son las principales causantes de fallos en los distintos tipos de manómetros de uso industrial. Impactan negativamente de dos formas:

  • La lectura de la aguja de una esfera es complicada si el manómetro vibra.
  • El daño incremental causado por la vibración en el mecanismo de la aguja puede moverla del cero de manera eventual, lo que produce lecturas inexactas.

Hay algunos signos visibles de las vibraciones, como desprendimiento del indicador o polvo o limaduras metálicas (como un halo) en el interior de la mirilla del medidor, que proceden del deterioro de los segmentos de engranaje y el piñón.  Los riesgos que representan son la pérdida de funcionalidad o precisión, el daño en los componentes internos y los fallos en los sistemas de presión.

Afortunadamente, hay varias soluciones. En casi todos los casos, la manera más rentable de proteger los manómetros ante vibraciones es una caja rellena de líquido, ya sea aceite de silicona o glicerina, que fungen como excelentes amortiguadores. Lubrican también el segmento de engranaje y piñón, lo que disminuye el deterioro de los manómetros en Monterrey.

Otra solución es prolongar la distancia entre la fuente de las vibraciones y el manómetro con ayuda de un separador de membrana con conexión bridada o tipo célula-sándwich, que puede montarse en cualquier sitio de la aplicación y en línea garantiza lectura a distancias.

Pulsación

Muchos confunden la pulsación con la vibración. La última se refiere a la oscilación regular de los componentes mecánicos, en cambio, la pulsación consiste en incrementos o disminuciones rápidos y rítmicos de la presión del medio. Hay varios signos visibles de esta, como indicador suelo o roto (en casos extremos) o aleteos. Es importante evitarlo por los riesgos que representa el desgaste de componentes internos y problemas para lograr lecturas precisas.

Para prevenir una falla de los manómetros a causa de las pulsaciones, usen también una caja rellena de los líquidos ya mencionados. Otra solución es adquirir válvulas y dispositivos de protección, por ejemplo, restrictor socket, que consiste en un dispositivo compacto con un agujero pequeño para disminuir o parar la presión del medio antes de encontrarse con el manómetro. Es muy barato y su instalación es sencilla. Hay varios medidores que integran de serie un restrictor roscado en el orificio.

En caso de que las pulsaciones sean extremas, se recomienda una válvula de aguja o un amortiguador. El último opera como el restrictor, no obstante, se encuentra en una mayor variedad de materiales, grados psi y tamaños de agujero, además, no son tan propensos a obstruirse y se adaptan en campo, debido a los tornillos de ajuste o a los pistones intercambiables. Por otra parte, las válvulas de aguja también estrangulan el medio, lo que disminuye el impacto de la pulsación.

Temperaturas extremas

Los distintos tipos de manómetros en Monterrey poseen tolerancias diferentes ante altísimas temperaturas, ya sean ambientales (como las del ártico o cercanas a un horno) o del medio de proceso. Algunos signos que revelan la presencia de altas temperaturas son derretimiento de la caja, esfera o mirilla, debido al calor del medio o descoloramiento de la esfera o líquido de relleno, comúnmente naranja, marrón, amarillo o negro.

Las temperaturas extremas pueden causar los mismos riesgos que en los casos anteriores. Para solucionarlas, los expertos en manómetros y válvulas utilizan un separador de membrana con conexión bridada, que permite mediciones de presión a distancia del ambiente o medio con altas temperaturas. A medida que el recorrido es más largo, más calor se disipará antes de que la presión alcance a los manómetros.

También puede colocarse una torre de refrigeración que integran aletas para incrementar el área de superficie y son muy efectivas para disipar e irradiar el calor. Se adaptan fácilmente al sistema por medio de conexiones rodadas. Cabe añadir que los sifones de U, trompeta o con tubo de varilla y tapa (mini) usan el mismo principio de disipación de calor.

El fluido de llenado más común en manómetros es la glicerina. No obstante, se recomienda el aceite de silicona para entornos extremadamente calientes o fríos, debido a que no se decoloran con el paso del tiempo ni se congelan en entornos bajo cero.

Lo importante es adquirir un manómetro de calidad y acorde a su aplicación. En Refacalderas encontrarán varios ejemplares a precios competitivos. Para más información acerca de nuestros instrumentos de medición de presión, marquen al (81) 8377 0529, (81) 8135 2064, (81) 8334 3874 o (81) 1354 9169.

PUBLICACIONES RECIENTES
whatsapp
instrumentos de medición de presiónManómetros y válvulas