En Manómetros y válvulas, válvulas industriales en Monterey, Válvulas Monterrey

 

En las plantas modernas de procesamiento, es indispensable un óptimo rendimiento del control. A ello se debe que los dueños de plantas se enfoquen demasiado en él. En este, las válvulas Monterrey de control son el último elemento de la línea y son el fundamento para garantizar su precisión y efectividad. Es importante conocer algunos puntos acerca de esta tecnología para aprovecharlas al máximo y obtener el mayor rendimiento de sus procesos. 

 

Válvula, actuador y posicionador

 

La válvula es la pieza central del sistema de válvulas Monterrey de control. Es importante hacer un análisis detallado tanto de las condiciones y requisitos específicos del proceso para elegir el material correcto. Utilizar componentes internos no compatibles con la válvula de control perjudica gravemente el rendimiento, funcionamiento y precisión del sistema de control. 

 

Hay una amplia variedad de componentes internos en el mercado, por ejemplo, elementos de uso normal, de tipo zarcillo con varios orificios y, para las aplicaciones más demandantes, los elementos multicanal omega. Una vez considerados los materiales de los componentes internos básicos de las válvulas Monterrey de control, siguen sus capacidades de flujo y características específicas. Considerarlas requiere mucho cuidado, por lo que es necesario el respaldo de alguien para obtener el mayor rendimiento de control. 

 

Si bien es posible utilizar posicionadores digitales para modificar el control, únicamente ajustan el funcionamiento en caso de que se hayan elegido componentes internos incorrectos. 

 

Los actuadores son cruciales, ya que son los responsables de inyectar dinamismo a las válvulas. Usualmente, se utilizan estos componentes con diafragma neumático, debido a la seguridad que proporciona en aire en la mayoría de procesos y a su disponibilidad en todas las plantas. A ello se suma que funcionan sin irregularidades y con una bajísima fricción, lo que impacta en la vida útil del sistema. En caso de que se diseñe adecuadamente, operará por cientos de miles de ciclos sin ningún problema. 

 

Ahora bien, el tercer elemento responsable de la precisión en el control son los posicionadores. Su desarrollo ha sido notable y acelerado en los últimos años y, actualmente, se utilizan las versiones digitales, ya que evitan la utilización de instrumentos adicionales y proporcionan alta capacidad de aire, lo que ofrece respuestas rápidas. 

 

A diferencia de los posicionadores analógicos, los ejemplares digitales integran muchísimas funciones para que los ingenieros de la planta obtengan controles precisos. Algunas de ellas son las configuraciones de rendimiento y la autocalibración, entre otras que evitan solicitar el respaldo de empresas externas. Otra función útil es el diagnóstico inteligente para que los responsables de las válvulas industriales en Monterrey de control conozcan el estado del sistema y determinen con precisión cuándo requiere mantenimiento. 

 

Procedencia de los componentes 

 

Una duda frecuente de las válvulas de control es acerca de su composición. Es importante aclarar esto para adquirirlas y usarlas adecuadamente. Hay tres componentes en una unidad de control: actuador, válvula y posicionador. Lo recomendable es que todos procedan del mismo fabricante para asegurar la compatibilidad del sistema. Igualmente, se corrobora que fueron probadas bajo los mismos estándares y que hay mínimas variaciones en el diseño que impacten en el rendimiento. 

 

En caso de usar componentes de diferentes marcas, es indispensable que la persona a cargo del desempeño general del sistema sea muy competente para que su diseño sea óptimo y no haya notables variaciones que impacten en su rendimiento. 

 

Dimensionamiento de las válvulas de control

 

Un error común hace algunos años era instalar válvulas sin haberlas dimensionado correctamente. Afortunadamente, hay softwares de ingeniería que ayudan a determinar el tamaño correcto y facilitan el dimensionamiento, aunque su uso requiere amplios conocimientos. El método que usaban hace décadas era instalar una válvula una o dos veces más pequeña que la tubería. Se trataba de un método lleno de imprecisiones, lo que explica por qué actualmente se obtienen mejores rendimientos del control de plantas. 

 

Comúnmente, los softwares de dimensionamiento y adquisición consideran el tamaño de las tuberías, el modo de operar de las válvulas de control y las características del medio de flujo para elegir la mejor válvula para el proceso. Igualmente, facilitan el análisis del coeficiente de flujo de la válvula (Cv) inherente.

 

Ahora bien, si bien han acontecido muchas innovaciones tecnológicas de software y electrónica que han facilitado la elección y manejo de la amplia variedad de las válvulas de control, no ha habido cambios en los conceptos básicos usados en los procesos de control. Lo esencial permanece y no dejarán de ser cruciales la calidad de las válvulas de control, los detalles mecánicos de los componentes internos y su selección. 

 

Otra cosa que no cambiará es que la elección y uso de las válvulas de control requiere el respaldo de proveedores confiables y con amplia experiencia. En Refacalderas estamos dispuestos a ayudarles en el proceso de compra y brindarles una solución de marcas reconocidas y probadas en campo para garantizar el rendimiento de sus procesos de control. Si necesitan más información acerca de nuestros manómetros y válvulas, marquen al (81) 8135 2064, llenen con sus datos nuestro formulario o envíen un correo a la dirección: ventas@refacalderas.com.mx.

PUBLICACIONES RECIENTES
whatsapp
Válvulas MonterreyManómetros de baja presión para gas