En instrumentos de medición de precisión, Instrumentos de medición de presión, las válvulas de seguridad en Monterrey, Manómetro de baja presión para gas, Regulador para tanque estacionario de gas, Reguladores de gas en Monterrey, Reguladores de gas monterrey, Válvula de seguridad Monterrey, válvula reductora de presión, válvula reguladora de gas

 

Los reguladores para tanque estacionario de gas o cilindros son indispensables en aplicaciones residenciales, comerciales e industriales, debido a su función: disminuir las presiones elevadas que pasan a los equipos de consumo, ya sean calentadores de agua, hornos y estufas, entre otros. Es un elemento crucial para controlar la entrega de gas a presiones constantes, no obstante, es importante elegir el tipo adecuado.

 

Encontrarán dos sistemas de regulación de gas: de una y dos etapas. Para el último se utiliza únicamente un regulador que se conecta directamente a los tanques para recibir su presión y disminuirla. Se transporta el gas de entrada a una presión elevada hasta el regulador de segunda etapa para disminuirla considerablemente. Destaca por su amplio uso en aplicaciones industriales y brindan presiones estables, sin repercusiones en la presión de salida por variaciones de presión en el tanque o en la demanda por activación y desactivación de los equipos.

 

En el caso del sistema de regulación de primera etapa presenta un esquema sencillo y se usa en instalaciones domésticas o de bajo consumo, aunque igual se observa en aplicaciones industriales con reguladores de mayor tamaño. A continuación, comentaremos más detalles de los reguladores para tanque estacionario de gas o cilindros de una etapa, por ejemplo, sus características, estructura y aplicaciones.

 

Características generales de los reguladores de primera etapa

 

Este tipo de reguladores son fabricados por marcas ampliamente reconocidas, como Fisher y, usualmente, son de color rojo. Se trata de dispositivos que detienen la presión del tanque, sin importar sus dimensiones. Aplica para tanques domésticos, de parrillas, cilíndricos o tanques estacionarios para gas LP. En cualquier caso, generan una presión de 100 libras por pulgada cuadrada (psi).

 

Como mencionamos, estos reguladores de gas en Monterrey detienen dicha presión de 100 psi y la convierten a 10 psi; sin embargo, esta no es una presión fija, ya que los reguladores de primera etapa permiten que los usuarios ajusten entre las ocho y doce libras por pulgada cuadrada de acuerdo a sus necesidades.

 

Pero ¿cómo se realiza este ajuste? Para ello, simplemente se remueve el cobertor que está en la parte superior del dispositivo, que es de tamaño considerable y tiene forma regular. En esa zona el regulador tiene un resorte que determina cuánta presión tiene y una especie de elemento rotatorio para manipularlo manualmente. Si este último se gira en el sentido de la manecilla del reloj, aumenta la presión de salida hasta un máximo de 12 psi.  Por el contrario, si se gira en contra de las manecillas del reloj, la presión disminuirá hasta un mínimo de ocho libras. Esto es válido para la mayoría de las marcas, incluidas las que ofrecemos en Refacalderas.

 

Otra característica relevante son sus puertos para la instalación de manómetros en Monterrey. Si es necesario observar cuánta presión hay en el tanque, se utiliza el primer puerto, que es el más grande. Simplemente se quita el tapón que tiene y se pone el manómetro para determinar cuánta presión entra al regulador en este momento.

 

Por el contrario, si es necesario ver la cantidad de presión de salida, hay otro puerto cuyo tapón se debe remover para colocar el manómetro. Regularmente, se tienen 10 psi de fábrica, pero si se realiza una modificación, entonces el manómetro indicará si se tienen 8, 9, 10, 11 y hasta 12 psi.

 

¿Qué tamaño de regulador es el más conveniente para su instalación?

 

Aquí entra otra pregunta: ¿cuántos tamaños de reguladores hay en el mercado? En sistemas de una etapa se tiene desde un millón cien mil (que es el tamaño más pequeño y son de uso comercial) hasta veinte millones, treinta y ocho millones y sesenta millones de BTU. Cuando hablamos de BTU, nos referimos a la unidad térmica británica relacionada. Esta unidad de energía se usa ampliamente en sistemas de calefacción, generadores de vapor, aire acondicionado, entre otras industrias de energía.

 

Los sistemas de primera etapa se utilizan cuando las instalaciones son de larga distancia o de mayor consumo. Si el consumo es superior a los noventa y cinco mil BTU, en definitiva y sin importar la distancia, no es posible utilizar un regulador integral. Aquí la opción es utilizar un regulador de una etapa en combinación con ejemplar de segunda etapa.

 

Si su consumo ronda cerca del millón de BTU, es necesario inclinarse por los reguladores pequeños. En cambio, si la demanda de gas es mayor y ya no se tiene un millón o un millón cien mil, sino un millón ochocientos y demandas más cercanas a los 2 millones, será necesario inclinarse por reguladores de mayor tamaño y capacidad. En el mercado de reguladores encontrarán dispositivos de hasta dos millones quinientos mil BTU de salida si se recibe la presión de 100 psi del depósito.

 

En caso de que requieran reguladores para tanque estacionario de gas de una etapa, contacten a los expertos de Refacalderas a través de la línea (81) 8377 0529 o llenen el formulario en nuestro sitio web.

PUBLICACIONES RECIENTES
whatsapp
Manómetro de baja presión para gas