En válvula reguladora de gas

La válvula reguladora de gas es un instrumento indispensable en sistemas de tuberías industriales, ya sea para el tratamiento de fluidos o redes de suministro de energía. Se conecta a las tuberías para controlar los flujos de gas y asegurarse que se mantengan a una presión constante y adecuada. Si no existiera, sería imposible o difícil operar con los sistemas de gas, debido a la alta presión de origen.

La válvula reguladora es indispensable en cualquier instalación de gas, ya sea doméstica, comercial o industrial. Está diseñada para tener una larga vida útil y operar ante condiciones adversas o con fluidos especiales, pero pueden ocurrir situaciones de alto riesgo si no funciona de forma óptima, por ejemplo, incendios, explosiones o liberación de gases tóxicos.

Al exponerse a gases bastante corrosivos, pueden oxidarse tanto los muelles como las pantallas, lo que afecta considerablemente el aspecto de la válvula. Es importante que se adquieran ejemplares adecuados y se instalen y utilicen por personal capacitado que conozca bien su funcionamiento y características para evitar los problemas enlistados.

Entre los aspectos que deben conocer los usuarios de una válvula reguladora de gas, destacan aquellos relacionados con su vida útil, por ejemplo, los factores que la disminuyen, los fallos más comunes y el periodo adecuado de reemplazo. A continuación, hablaremos sobre estos tres puntos para que su válvula esté siempre en óptimas condiciones.

¿Cuál es la frecuencia de reemplazo recomendada?

En realidad, no hay una vida útil clara y única para este tipo de válvula, lo que se debe a la variedad de ejemplares, materiales de fabricación y fabricantes. Comúnmente, la empresa de procedencia ofrece descripciones sobre el mantenimiento en los manuales, aunque no suele mencionarse la vida útil. Esta omisión no es malintencionada, sino que se debe a factores conocidos por el sector.

La mejor forma de conocer el momento en que deben reemplazar la válvula es analizar los factores a los que está sometida. Su vida útil varía considerablemente ante las condiciones de humedad, temperatura o meteorológicas. Las últimas no deben considerarse sólo para estimar la fecha de reemplazo, también son factores al elegir un regulador de gas. Sí esto les resulta difícil, apóyese en un experto para determinar la vida útil según el modelo de válvula.

¿Qué factores influyen en su vida útil?

El primero son las características del gas. No todas las válvulas se adaptan a ellas, por lo que es importante consultar al proveedor o fabricante. Generalmente, los ejemplares de helio, argón y nitrógeno tienen mayor vida útil que aquellos de hidrógeno o sulfuro de hidrógeno.

El segundo factor es el ambiente del servicio. En algunos casos, la válvula debe operar al aire libre, por tal motivo, sufre la influencia directa de los agentes externos. Muchos de sus componentes están hechos de materiales altamente corrosivos, por ejemplo, el acero. Si estos tienen contacto directo con la lluvia, ocurrirá la corrosión, que afecta la vida útil del dispositivo y puede contaminar o reaccionar con el fluido.

El último factor por considerar son los elastómeros. Hay muchas válvulas Monterrey para uso industrial con componentes elastoméricos, juntas de vidrio o membranas reforzadas de neopreno, que son muy sensibles ante las variaciones de temperatura. Con el pasar del tiempo, deterioran el dispositivo, lo que derivará en fallos y la necesidad de inspecciones profesionales de forma prematura.

¿Cuáles son los fallos típicos que afectan su vida útil?

Comprar una válvula reguladora de gas de calidad es la mejor forma de asegurar una larga vida útil, no obstante, puede disminuir si no reciben mantenimiento regular. Los fallos son la principal causa de reemplazo. Hay dos tipos de fallos que pueden ocurrir: fugas internas y gas regulado que escapa al exterior. Ambos son muy peligrosos, por lo que deben atenderse inmediatamente:

  • Fugas de gas. Es quizá el problema más común y se presenta a través de la membrana, conexiones de fábrica y líneas del puerto.
  • Fuga interna en el regulador. Es el fallo más importante y se conoce como vacío o drenaje. Se presenta cuando se daña un asiento o es desplazado por objetos ajenos al dispositivo. Si el asiento no cierra por completo, la presión de suministro no se mantendrá y la presión en el regulador no logrará el punto de equilibrio. Las fugas internas son fáciles de detectar si la válvula integra una pantalla que muestra la presión regulada. Es importante que el equipo se revise frecuentemente para detectarlas.

Una larga vida útil de las válvulas de gas comienza con el mantenimiento de calidad. Contar con un programa preventivo es la mejor opción para evitar fallos que derivan en pérdidas de productividad y para mejorar la seguridad del personal. En caso de que sea momento de reemplazar la válvula existente en su sistema, acérquense a los expertos de Refacalderas.

Con nosotros encontrarán una gran variedad de manómetros y válvulas a precios competitivos y les asesoraremos para que elijan la más conveniente para su sistema de gas. Pidan más información al (81) 8377 0529 o completen el formulario en nuestro sitio web.

PUBLICACIONES RECIENTES

DEJA UN COMENTARIO

whatsapp