En Manómetro de baja presión para gas, Instrumentos de medición de presión, Manómetros y válvulas

En los hospitales y centros de salud son indispensables los sistemas de gases médicos, en los que circulan gases de suministro, como oxígeno, nitrógeno, aire medicinal, dióxido nitroso, monóxido de nitrógeno, helio, xenón y dióxido de carbono. Sus funciones son variadas pese a ser elementos invisibles, por ejemplo, permiten aislar, sintetizar y esterilizar procesos cruciales para los pacientes. Igualmente, forman parte de tratamientos para problemas respiratorios. En ellos, se usan varios componentes, entre los que destacan el manómetro de baja presión para gas

La necesidad de manómetros en sistemas de gases médicos

Los gases médicos son uno de los recursos básicos de hospitales y se usan en todas sus áreas: desde salas de urgencias, unidades de cuidados intensivos (UCI), hasta ambulancias y quirófanos. Suministrarlos y distribuirlos adecuadamente no es cosa sencilla, ya que se requieren sistemas sofisticados en los que ocupan un lugar crucial los instrumentos de medición de presión.

Estos dispositivos se colocan en varios componentes del sistema, como: 

  • Colectores de válvulas. 
  • Cilindros o tanques de almacenamiento de oxígeno y otros gases. 
  • Armarios de control de cierre.
  • Controladores de presión. 

Igualmente se usan como reguladores secundarios tanto en estaciones de usuarios como en sistemas distribuidores de gases. En el caso de las mediciones y control de vacío, se utilizan los manómetros cuya instalación correcta facilita el manejo de las presiones. Los hospitales y centros médicos no son los únicos que los solicitan para reemplazar elementos gastados, igualmente los fabricantes de equipos medicinales y de reductores de presión para usos médicos. 

Ahora bien, la necesidad de los manómetros en sistemas de gases médicos no fue visible para la población en general hasta la pasada crisis sanitaria, donde millones de personas en todo el mundo necesitaron tratamientos para facilitarles la respiración. No se utilizaron los diferentes tipos de manómetros para uso industrial, sino unos específicos diseñados para medir gases a bajas presiones. 

En las ciudades con mayores índices de contagios, se construyeron centros de atención temporal donde el sistema básico para tratar a los pacientes eran los cilindros y colectores de oxígeno. Estos últimos obtienen el gas de los cilindros para distribuirlos hasta los pacientes, que lo recibían con mascarillas o cánulas. 

De no contar con los sistemas de regulación, quienes recibirán más oxígeno serían los pacientes más cercanos al recipiente con gas a alta presión. Gracias al manómetro para gas instalado en ellos, fue posible que cada paciente obtuviera la cantidad de oxígeno que necesitaba. 

Características de los manómetros de cápsula

Fue la misma crisis sanitaria la que orilló a fabricantes de manómetros, cilindros, colectores y respiradores a incrementar sus producciones para abastecer la demanda global. Al igual que el personal médico, fueron héroes anónimos, debido a su esfuerzo y al de sus proveedores muchas personas lograron salir de esa situación peligrosa. 

Si bien los casos han disminuido, aún se necesitan manómetros de calidad. En Refacalderas nos sumamos a ese esfuerzo y ofrecemos el manómetro de baja presión para gas o manómetro de cápsula. Se trata de dispositivos con un elemento en forma de cápsula que mide la presión gracias a su sensibilidad y deformabilidad. Se usan en otras aplicaciones en vacío y para presiones menores que 2.5 mbar en comparación con casi todos los instrumentos para medir presión que operan en rangos de hasta 600 mbar.

Su elemento sensible está conformado por dos discos de acero inoxidable o latón, que tienen forma ondulada y son unidos para conseguir la forma de cápsula. Esta última se contrae o expande ante ligeras variaciones de presión y el movimiento es transmitido desde un mecanismo de piñón hasta el indicador. Debido a su capacidad de medir presiones bajas, su precio es menor que el de los manómetros industriales y exactitud aproximada es de hasta ±1,0%.

Según las dimensiones nominales del manómetro de baja presión para gas, varía su precisión, ya que su componente de cápsula se coloca comúnmente en posición paralela a la esfera y en posición vertical dentro de la caja. A medida que aumente el tamaño del elemento sensible, aumentará la capacidad del instrumento de percibir ligeras variaciones en la presión.

Al medir el vacío, su aguja se mueve en el sentido de las agujas del reloj, lo que no ocurre con otros manómetros, como el tipo Bourdon. Este movimiento de la aguja es especialmente importante en el sector médico. Para que no haya confusiones en este caso, en el dial se coloca la palabra «vaccum». Es muy versátil y no solo funciona en los equipos médicos, sino en la petroquímica, ingenierías ambientales, equipos de acondicionamiento, entre otros.

Es importante utilizar este tipo de instrumento únicamente con medios secos gaseosos. Los medios líquidos no salen por completo, lo que se debe a la pequeña zona de paso de la cápsula y el posicionamiento vertical del manómetro. Si en su interior se acumula líquido, se producirán cargas hidrostáticas y, por ende, malas lecturas.

En caso de requerir este instrumento, contacten a los expertos en manómetros y válvulas de Refacalderas al (81) 8135 2064 o envíen un correo a la dirección: ventas@refacalderas.com.mx.

PUBLICACIONES RECIENTES
whatsapp
Manómetro de baja presión para gas