En instrumentos de medición de precisión, Instrumentos de medición de presión, las válvulas de seguridad en Monterrey, Manómetro de baja presión para gas, Manómetros en Monterrey

 

Hay dos opciones estándar para alimentar equipos de consumo residenciales o de pequeños comercios e industrias con gas LP: tanques estacionarios y tanques portátiles. Los últimos son la opción más utilizada por los mexicanos; sin embargo, hay varias razones para optar por la segunda opción. En caso de que queden convencidos, adquieran un regulador para tanque estacionario de gas como los que ponemos a su disposición.

 

El tanque de gas estacionario y sus beneficios

 

Consiste en el componente más notorio de los sistemas de gas LP. Presenta una forma cilíndrica dispuesta en horizontal, a diferencia de los cilindros portátiles que se disponen verticalmente. Este diseño permite el almacenamiento de más gas y aprovechar al máximo el espacio. Se fabrica con acero y tiene una patas en su parte inferior para estabilizar y mantenerlo separado del suelo por una distancia aproximada de 15 cm.

 

Puede colocarse en cualquier sitio, aunque recomendamos hacerlo en la azotea o techo y cubrirlo para garantizar el óptimo funcionamiento de sus partes y de los componentes de la instalación de tanque estacionario de gas LP. En caso de adquirir un ejemplar, eviten acercarse a negocios informales. Asegúrense que el proveedor tenga tanques fabricados en conformidad con las normas de la Sociedad Americana para Pruebas y Materiales (ASTM).

Hay varias razones para optar por este método de suministro respaldado con un regulador para tanque estacionario de gas de calidad:

 

Eficiencia

 

Si lo que buscan es la máxima eficiencia en el consumo de gas, opten por los tanques estacionarios, ya que permiten contar con un suministro constante, sin la preocupación acerca del nivel de gas, que es algo común en los cilindros convencionales. Se diseñan para el almacenamiento de combustible en estado líquido, que se convierte en gas al alimentar equipos de consumo. Integran una llave para regular la salida del gas que es de uso sencillo, gracias al indicador incorporado.

 

Indicador

 

El indicador permite conocer el nivel de gas restante en el tanque, pero igual ayuda a conocer el consumo periódico, ya sea semanal o mensual y a verificar si el proveedor de gas proporcionó la cantidad solicitada, evitando pérdidas económicas. Esto último no es posible con un cilindro convencional, por lo que es común que muchos proveedores abusen en su servicio y no ofrezcan cantidades justas.

 

Seguridad

 

Mantener el tanque al aire libre, en un solo sitio y libre de movimientos constantes proporciona tranquilidad. En caso de alguna fuga, lo que no es común, el gas se esparcirá por la atmósfera, lo que evitará accidentes letales.

 

Surtido

 

Al acabarse el combustible, es más rápido el tiempo de surtido de un tanque estacionario que el de un cilindro convencional, lo que proporciona un mejor servicio.

 

Rendimiento

 

La capacidad de almacenamiento de un tanque estacionario es más grande que la de los cilindros convencionales de mayor capacidad, lo que proporciona un mejor rendimiento del suministro. A ello se añade que no es necesario recargarlo constantemente.

 

El regulador para tanque estacionario de gas LP

 

El regulador para tanque estacionario de gas consiste en el corazón mismo de los sistemas de suministro de gas LP. Las normas exigen su instalación por motivos de seguridad, ya que garantizan que los equipos de consumo reciban una presión adecuada de combustible (que suele ser de 28 g/cm2) y se eviten los peligros de las presiones de salida de los tanques (que oscilan entre 4,000 y 12,000 g/cm2). Como observarán, se trata de una distancia abismal de presión, que el diseño del regulador acorta para que el caudal sea seguro.

 

El regulador es indispensable si instalan un tanque estacionario. Proporcionan un suministro estable y continuo de gas LP para disponer de energía en cualquier aplicación. Su instalación es sencilla y no necesita amplios conocimientos técnicos ni herramientas especiales. Se brindan en una sola pieza con salida y entrada, cuya conexión correcta y sellado es crucial para evitar las fugas y el reemplazo periódico de gas.

 

Hay dos tipos de reguladores de gas en Monterrey para tanques estacionarios:

 

Regulador de una etapa

 

Se conecta directamente al tanque para recibir gas a presiones de hasta 12,000 g/cm2 y convertirlas a 28 g/cm2. Su diseño es el más sencillo en el mercado y se recomienda ampliamente para aplicaciones domésticas o de bajo consumo. Igualmente, son la mejor opción si el tanque y los equipos de consumo no están separados por largas distancias. Suelen tener fluctuaciones en la presión de salida, debido a las variaciones en la presión del tanque o la demanda de los equipos de consumo.

 

Regulador de dos etapas

 

Disminuye presiones mayores que el caso anterior. Primero el gas es reducido hasta 1,500 g/cm2 y, posteriormente a una presión de 28 g/cm2 para que sea segura para los equipos de consumo. Se utiliza en aplicaciones industriales o donde el gas necesita recorrer largas distancias para ser utilizado. Brindan una presión estable y no le afectan tanto las variaciones en la presión del tanque o la demanda.

Si desean una válvula reguladora de gas, contacten a los expertos de Refacalderas al (81) 8334 3874 o llene nuestro formulario.

PUBLICACIONES RECIENTES
whatsapp