En instrumentos de medición de precisión, Instrumentos de medición de presión, las válvulas de seguridad en Monterrey, Manómetro de baja presión para gas, Manómetros en Monterrey, Manómetros monterrey, Regulador para tanque estacionario de gas, Reguladores de gas en Monterrey

 

Las membranas de los manómetros son materiales elásticos que, al aplicar presión, se mueven. Es algo importante para conocer la diferencia entre una presión de referencia y una conocida en un manómetro de baja presión para gas u otros tipos que operan según el mismo principio. Se diferencian de los ejemplares de bourdon en que no poseen un tubo, sino una membrana que se deforma elásticamente.

 

Optar por los manómetros de membrana es la mejor opción si operan con bajas presiones. Presentan un tamaño compacto y se ven en una amplia variedad de aplicaciones. Si bien son ampliamente conocidos, hay dudas acerca de ellos, especialmente entre los primerizos, que aclararemos en esta publicación.

 

¿En qué consisten los manómetros de membrana?

 

Se diseñan para medir la presión mediante la membrana flexible, que se fabrica con diferentes materiales, como metal, caucho, tela, entre otros. Su principal función es medir la diferencia entre dos presiones y su principio operativo se basa en las propiedades de resiliencia de la membrana.

Esta última tiene otra función importante: separar los componentes internos de los manómetros en Monterrey de los diferentes medios bajo presión, lo que evita daños o contaminación. Cualquier dispositivo que integre la membrana se utiliza en una amplia variedad de medios gaseosos o líquidos, incluso aquellos que son viscosos, a altas temperaturas y corrosivos.

 

¿Cuál es su principio operativo?

 

En comparación con otros manómetros, su funcionamiento es menos complejo y más fácil de comprender. La membrana aquí ocupa un lugar crucial y consiste en una lámina circular y final de metal, ya sea ondulada o plana. Al aplicarse presión en ella, la presión en dicho componente tiene que ser lineal. En el caso de las membranas planas, únicamente se garantizan ligeras deflexiones, razón por la que se recomiendan las membranas corrugadas para aplicaciones industriales.

 

La membrana de un manómetro de baja presión para gas o líquido se suelda o sujeta en su sitio entre las bridas, aunque es preferible que sea soldada en aplicaciones donde se requiera alta higiene, para evitar fugas potenciales. El componente flexible es igual a un elemento divisorio, por lo que una parte de él está sellada y la otra está expuesta al medio. En el caso de medios viscosos y corrosivos, se trata de una función crucial para la vida útil del instrumento.

 

Ahora bien, al introducir una presión al sistema por medio de la entrada del dispositivo, ocurre una desviación en la membrana, que es traducida en el movimiento del puntero lo que resulta en mediciones de alta precisión ante variaciones en la presión. Esta última suele expresarse en psi o bar y la desviación máxima es indicada por medio de diferentes grados de precisión.

 

¿Qué tipos de manómetros hay en el mercado?

Encontrarán una amplia variedad según los fabricantes, pero todos los manómetros de membrana se agrupan en la siguiente clasificación:

 

Manómetros de membrana metálica

 

Esta variante integra una membrana flexible y delgada fabricada con bronce o latón. Integran igual un registrador o indicador que opera en cualquier posición y tiene un diseño compacto, por lo que es excelente opción en equipos móviles, por ejemplo, aviones.

 

Manómetros de membrana no metálica

 

Realizar mediciones de presiones que son menores que la presión atmosférica es todo un reto. Consideren que el vacío total y la presión del aire están separados por una presión de 14,7 psi (1 kg/cm2). En este caso, es más complicado efectuar una medición de presión. Afortunadamente, existen manómetros con membrana no metálica, cuya precisión oscila entre el 1% y 2%. Un ejemplo de este tipo es el manómetro de cápsula de baja presión para gases, que se usa en aplicaciones médicas, cuartos limpios, entre otras similares.

 

¿Qué ventajas ofrecen?

 

Las ventajas pueden variar según el modelo y fabricante, pero la mayoría de manómetros de membrana destacan por su alta sensibilidad y su excelente funcionamiento en entornos altamente corrosivos. Necesitan una pequeña área para funcionar y pueden detectar variaciones de presión fraccionarias en el orden de los microsegundos. A ellos se suma la posibilidad de medir presiones muy bajas, presiones diferenciales y el vacío.

 

¿Dónde se utilizan?

 

Hay muchas industrias que integran un manómetro de baja presión para gas o líquido por razones de seguridad y para medir las presiones tanto diferenciales como absolutas. Se recomiendan ampliamente en aquellos casos donde son cruciales los altos niveles de pureza, debido a su diseño que separa los medios y evita contaminación. Igualmente es ideal para cualquier sector que opera continuamente con fluidos corrosivos.

Entre las industrias que operan con los manómetros de membrana, destacan la minera, farmacéutica, alimentaria, petroquímica, médica, de refrigeración, entre otras. Igualmente se usan en equipos cotidianos, como aspiradoras, filtros para piscinas, compresores de aire, entre otros.

Ahora que conocen mejor este instrumento de medición de presión, sabrán si es lo que necesitan para su aplicación. En Refacalderas encontrarán manómetros y válvulas de excelente calidad y de marcas reconocidas y el respaldo de expertos que los asesorarán durante el proceso de compra. Soliciten más información o una cotización al (81) 8334 3874 o envíen un correo electrónico a la dirección: ventas@refacalderas.com.mx.

 

PUBLICACIONES RECIENTES
whatsapp