En manómetros de presión

Los manómetros de presión llenos de líquido surgieron ante la necesidad de amortiguar la vibración y pulsaciones en la esfera del dispositivo, de tal manera que se obtengan lecturas más precisas y estables. Básicamente, reciben su nombre por el líquido que contienen, que puede ser de varios tipos. Destacan por su capacidad de medir la presión de fluidos, ya sea líquido, vapor o gases y en aplicaciones comerciales e industriales.

Gracias a que se decidió llenarlos de líquido pueden protegerse sus componentes internos ante el deterioro y la corrosión, prolongando así su vida útil y los costos relacionados con reparación o reemplazo. Si planean adquirir este tipo de dispositivo, vale la pena que consideren algunos aspectos, que trataremos en esta publicación.

¿Con qué tipos de líquidos son llenados estos manómetros?

Los manómetros llenos de líquido usan diferentes tipos de fluido, cada uno con sus propias características y aplicaciones:

  • Se trata del líquido más común en este tipo de manómetros. Destaca por su precio accesible y su capacidad de amortiguar las vibraciones a temperatura ambiente. Su rango operativo de temperatura oscila entre los -20 y 60 °C.
  • Es una buena opción para rangos de temperatura más elevados que los del caso anterior (entre-40 y 140 °C).
  • Es una opción ideal para sistemas que manejan agentes oxidantes, por ejemplo, cloro, oxígeno y peróxido de hidrógeno. Con respecto a su rango operativo de temperatura, es igual al de los manómetros de glicerina.

¿Qué beneficios aportan?

Los siguientes beneficios son los más notables:

  • Reducción de las vibraciones. El líquido contenido amortigua las vibraciones, estabilizando así la aguja y permitiendo lecturas más precisas en entornos con vibraciones.
  • Protección contra pulsaciones. Son eficaces para amortiguar las pulsaciones en sistemas de fluidos. Con ello protegen los mecanismos internos del manómetro, lo que prolonga su vida útil.
  • Alta precisión en condiciones adversas. Permite mediciones precisas en condiciones operativas extremas, como altas o bajas temperaturas o en aplicaciones donde hay fluctuaciones rápidas de presión.
  • Mayor vida útil. Si se compara con los manómetros secos, tienen una mayor vida útil, al evitar daños por vibraciones o pulsaciones. Con ello se evitan los riesgos típicos de los manómetros defectuosos del tipo seco.
  • Mejor legibilidad. La amortiguación de las vibraciones y pulsaciones permite una lectura más estable y fácil en la escala del manómetro.
  • Uso en condiciones de baja temperatura. Esto es posible gracias al líquido que evita la formación de condensación interna, que es causante de problemas en la precisión de las lecturas comunes en manómetros de presión
  • Uso en entornos hostiles. Son una opción ampliamente recomendada para entornos hostiles donde hay alta presencia de polvo, humedad, sustancias químicas agresivas, entre otros agentes adversos.

¿Qué deben saber antes de elegir el ejemplar más adecuado?

Antes de elegir este tipo de manómetro que evita los efectos de vibraciones, pulsaciones y temperaturas extremas, se consideran aspectos que, en lo esencial, son similares a los del proceso de elección de manómetros secos. No obstante, hay ciertos detalles que no deben omitirse:

  • Tipo de líquido contenido. La glicerina es una excelente opción si desean proteger contra vibraciones a temperatura ambiente, en cambio, el relleno de aceite de silicona es la mejor opción en aplicaciones que implican altas temperaturas y notables fluctuaciones térmicas. Por último, el halocarburo es una buena opción para aplicaciones que involucran agentes oxidantes.
  • Los manómetros con relleno de líquido tienen ventajas sobre los manómetros secos, aunque suelen ser más costosos teniendo el mismo rango de medición. Sin embargo, su menor desgaste ofrece un beneficio económico a largo plazo.
  • Aplicaciones adecuadas. Un manómetro con líquido no es necesario si la aplicación no presenta pulsaciones, vibraciones, temperaturas extremas o condensación. En estos casos, es más conveniente considerar un manómetro seco.

Cabe mencionar que pueden presentar problemas menores, por ejemplo, fugas causadas por daños en juntas, así como decoloración de la escala e indicadores con el tiempo y uso. Para evitarlos, conviene acercarse a expertos en manómetros y válvulas que les asesoren.

¿Cuáles son sus aplicaciones más comunes?

Se trata de las siguientes:

Descargas del compresor

Estos dispositivos se emplean en la descarga del compresor a causa de las temperaturas elevadas y vibraciones de los compresores de aire. En algunos casos, se necesita un amortiguador de presión además del manómetro para manejar estas condiciones.

Sistemas hidráulicos

Los manómetros hidráulicos llenos de líquido presentan un diseño específico por sus operaciones en condiciones de alta presión. Suelen usarse en prensas y bombas hidráulicas, sistemas de lubricación, entre otros.

Procesos con presencia de polvo, aire húmedo o condensación

Se usa ampliamente en ambientes donde están expuestos al agua o aire húmedo, por ejemplo, en sistemas de lavado a presión. Se sellan herméticamente para evitar la entrada de polvo o humedad, que suelen dañar los mecanismos internos de los manómetros secos. Aquí es importante corroborar el grado de protección IP del dispositivo.

 

Sistemas de congelación

Es común su utilización en sistemas de refrigeración y congelación, por ejemplo, en los presentes en supermercados, instalaciones médicas y almacenes. La glicerina es efectiva hasta -20°C mientras que el aceite de silicona hasta -40°C.

Ambientes corrosivos

Funcionan bien en entornos con sustancias corrosivas, por ejemplo, ácidos en plantas químicas con el potencial de averiar los mecanismos internos de los ejemplares secos. No obstante, es importante hacer un análisis de la compatibilidad química.

Si están interesados en este tipo de manómetros, acérquense a Refacalderas, donde encontrarán válvulas, reguladores gas en Monterrey, entre otros dispositivos de control y medición. Llamen al (81) 1354 9169.

Recommended Posts
whatsapp
Manómetros de presión