En válvula reguladora de presión, Válvula reguladora de presión de agua, Válvulas Monterrey

Los sistemas hidráulicos no necesitan tareas muy complejas de mantenimiento y conservación, ya que integran medios lubricantes que protegen tanto sus componentes como accesorios. No obstante, pueden dañarse por diversas causas, como utilizarlo a altas velocidades, permitir el sobrecalentamiento, elevar excesivamente la presión o permitir la contaminación del fluido. También pueden ocurrir fallas en sus principales componentes, entre las que destacan los filtros, bombas y los distintos tipos de válvulas, como la válvula reguladora de presión.

Únicamente el mantenimiento correcto evitará daños y averías. Los fallos pueden ser serios, incluso para el personal, pero la atención periódica del sistema corregirá problemas pequeños que pueden aumentar paulatinamente. Ahora bien, lo que hacen los mecánicos ante las averías es diagnosticarlas y, posteriormente, determinar si es efecto de alguna causa hidráulica, mecánica o eléctrica. Aquellos que no son expertos no pueden intervenir directamente, pero sí es posible conocer cuáles son las causas de las fallas.

Las válvulas en sistemas hidráulicos

Entre los elementos que más se dañan, están las válvulas. Conocidas como válvulas hidráulicas, son un caso singular de válvulas singulares, debido a que tienen características únicas y permiten controlar distintas variables en los sistemas hidráulicos, como presión, nivel y caudal. Tienen una larga vida útil, pero puede aumentar si se aplican medidas preventivas.

Sus aplicaciones más comunes son los sistemas de riego y plantas de tratamiento, aunque pueden usarse en otros sectores, como minería, alimentario, entre otros. Las válvulas hidráulicas inician, detienen o regulan la circulación de líquidos a través de piezas móviles que cierran o abren su paso, ya sea de forma total o parcial. De esta manera, controlan la presión y flujo de la red de forma óptima. Es importante considerar algunos factores al elegir las válvulas hidráulicas para evitar fallas y garantizar su compatibilidad con el sistema.

Hay varios tipos con diferentes funcionamientos y accionamientos, pero se usan cuatro para los sistemas hidráulicos: válvula reguladora de presión, de retención, distribuidoras y reguladoras de caudal. Son diseñadas con materiales y procesos de alta calidad, especialmente si son de marcas reconocidas, pero los problemas ocurren por falta de mantenimiento. Cada tipo presenta fallas particulares, que mencionaremos a continuación para que las detecten y resuelvan, ya sea con su personal o empresas externas.

Válvula reguladora de presión

La válvula reguladora de presión presenta los siguientes fallos:

  • El regulador ajusta únicamente a presiones excesivas. En este caso, el problema se debe a roturas o desgaste en el muelle o probablemente esté agarrotado.
  • Falta de presión. Ocurre si hay obstrucciones en el orificio equilibrador. También si el émbolo está agarrotado o hay una holgura en él. Otras causas son el muelle agarrotado, asiento o cono en mal estado o desgastado y partículas que mantienen parcialmente en posición abierta a la válvula reguladora de presión de agua.
  • Sobrecalentamiento del sistema. Sucede por alta viscosidad en el aceite, trabajos constantes a la presión de descarga o fugas por el asiento del dispositivo.

Válvula reguladora de caudal

Los problemas típicos en este tipo de válvula son:

  • El caudal no es regulado. Se debe a agarrotamientos en el regulador, roturas en el muelle, daños en el asiento o válvula antirretorno en pésimo estado.
  • Caudal que varía. Ocurre por usar aceite altamente denso o agarrotamiento en el émbolo del cuerpo de la válvula. También si el aceite está sucio.
  • Caudal inadecuado. Sucede si la válvula no está bien ajustada, si el aceite está muy caliente. También cuando hay obstrucciones en los orificios o canalización y restricciones en la carrera del pistón del dispositivo.

Válvula de retención

Los principales problemas son:

  • Se presentan si las conexiones están flojas, los asientos tienen daños o las juntas están en mal estado.
  • Válvula agarrotada. Ocurre si falta drenaje, hay daños en el asiento o contrapresión en drenaje.

Válvulas distribuidoras

Las fallas más comunes son:

  • Calentamiento en el distribuidor. Ocurre si el carrete está agarrotado o cuando el aceite está sucio o a altas temperaturas.
  • Distribución defectuosa o incompleta. Se presenta si hay baja presión de pilotaje, daños en el muelle de centrado o el electroimán está defectuoso o quemado. También si el conmutador o émbolo está desajustado o el conmutador está agarrotado o con holgura.
  • Cilindro que se extiende o retrae de forma lenta. En este caso, es posible que el cuerpo de la válvula esté desgastado o haya fugas en su asiento. Ocurre también si el émbolo de distribución no corre hasta el tope o cuando no se centra adecuadamente.
  • Ocurre si hay contrapresión en el drenaje, conexiones desgastadas, rayaduras en el asiento o conmutador de la válvula o juntas dañadas.
  • Agarrotamiento en conmutador o carrete. Las causas típicas son alta viscosidad del aceite, fluido contaminado o juntas deterioradas.

Una vez identificado el problema, será más fácil solucionarlo. En caso de que alguna de las válvulas Monterrey deban reemplazarse, contacten a los expertos de Refacalderas. Tenemos varios ejemplares para sistemas hidráulicos y de marcas reconocidas. Soliciten una cotización o más información a través de la línea (81) 1354 9169 o completen el formulario en nuestro sitio web.

PUBLICACIONES RECIENTES
whatsapp
Válvula reguladora de presión de agua|Válvula reductora de presión