En manómetros de baja presión para gas, manómetros de presión, Manómetros en Monterrey

Los calibradores de presión están formados por un manómetro patrón y de una bomba que crea la presión. Los manómetros de presión se encuentran añadidos en sus espacios designados y estarán recibiendo la presión correspondiente al presurizar el sistema. A través del manómetro patrón, se obtendrán los datos acerca de la medida, el objeto a calibrar, esto sin duda, será una calibración desde comparación, solo que echa a la inversa.

Esta presión se observa como la fuerza por unidad de área. Se representa la medición de presión limitada a estos equipos fluidos. La presión completa consiste en el valor absoluto de esa fuerza por unidad en área accionada sobre las paredes que sostienen a un fluido. Esta presión refleja la diferencia que existe entre la presión atmosférica del lugar y la presión absoluta.

El sistema internacional (SI) mide la presión por Newton, por metro cuadrado (N/m2) o pascal (Pa), ciertas unidades normales tanto para la presión y sus equivalentes serían:

  • 1 Kg/cm 2 = 0.9806.105 Pa
  • 1 mm Hg = 6890 Pa
  • 1 Pascal = 1 Pa
  • 1 atmósfera = 1.013.105 Pa
  • 1 bar = 105 Pa

Algunas precauciones al momento de calibrar los manómetros

Estos equipos patrón que se van a usar, necesitan estar dentro de un periodo de validez en calibración. En el caso de que estos equipos patrón no se encuentren disponibles, estos pueden ser sustituidos por otros similares. El manómetro patrón necesita mantener un estado de pulcritud adecuado.

Se puede hacer una minuciosa inspección visual, sobre el estado de los manómetros en Monterrey que se desean medir, con el objetivo de seguir con esta corrección frente a los daños que se puedan haber visto como: aguja desplazada, cristal roto, legibilidad de las divisiones de la escala, entre otras situaciones.

Los equipos que serán calibrados y en los cuales exista algún nivel de suciedad o aquellos en los que se piensa que posean suciedad dentro del transductor, no necesitan ser montados sobre el circuito de presión, a menos que sean debidamente limpiados con anterioridad, dado que, podrían contaminar el aceite del circuito con una clase diferente de aceite.

Se recomienda realizar esta limpieza con el uso de jeringuillas y un disolvente que no sea corrosivo. Observar la posición de medida de este equipo, ya sea vertical o horizontal, si no se llega a indicar, podrá ser colocado verticalmente durante el procedimiento de calibración.

En el caso de manómetros analógicos, en cuanto se realiza la lectura, se procederá a dar golpes ligeros en el armazón o en el cristal frontal, de esta manera, se estarán eliminando ciertos rozamientos y desviaciones a causa de la fricción. Al respecto, se recomienda tener precaución y verificar que los manómetros de presión que usan oxígeno no van a poder ser calibrados con los comprobadores de aceite.

Estos manómetros mesurando podrán juntarse en el equipo calibrador, a través de los adaptadores correctos, de manera que no se genere alguna fuga. Se debe tomar en cuenta, que se verá aire dentro del fluido, lo cual causará caídas en la presión del indicador a ajustar. Es necesario dejar un periodo de tiempo para la estabilización, momentos antes de comenzar con la calibración que se hará dentro de una sala de metrología que contará con una temperatura de 20 ±2 °C.

Método a considerar para la calibración del manómetro de presión

En lo que respecta a los puntos de calibración de estos manómetros, se encuentran en alrededor de 10, 25, 50, 70, dentro del rango en 100%. Siendo de 3 las secuencias en medición para aquellos equipos del mismo tipo o superior a 1 y para equipos igual o menor de 0.5 será de 4. También, podrán ser determinados por el operador en el momento que se quiera observar con urgencia el funcionamiento del manómetro.

Para realizar las medidas necesarias en cada punto de calibración, cuando se proceda a ejercer la presión en ascenso, se irán ejecutando en el comprobador de manómetros diferentes tipos de presión hasta que se llegue a alcanzar el valor correcto de presión. Este procedimiento necesita ser realizado con mucho cuidado, de forma que esta presión vaya ascendiendo lentamente y con suavidad.

Cuando se termine de estabilizar la presión de prueba con la aguja fija del manómetro, luego se darán ligeros golpes y se tomará nota de la indicación del patrón en punto. Este deberá repetirse hasta alcanzar el 100% en el fondo de escala, evitando sobrepasar. Para la segunda etapa de lecturas, todo el proceso se hará de forma decreciente.

Este proceso debe ser ejecutado por un experto para conseguir una calibración adecuada de los manómetros de presión. En Refacalderas contamos con una amplia experiencia en el sector.

Si desean conocer más sobre nuestros servicios y productos disponibles como: manómetros de baja presión para gas, válvulas, reguladores y mucho más, pueden contactarnos al (81) 8377 0529 o escribirnos directamente al correo electrónico: ventas@refacalderas.com.mx.

Recommended Posts
whatsapp
Manómetro de baja presión para gasmanómetros